La pelota no se mancha... y todo lo demás?

El Mundial de Italia 2010 presento un formato de juego extraño, que parece apuntar al beneficio del local, varios equipos aprovecharon los resquicios para jugar en función de un mejor cruce. Lo que fastidia es de quienes se trata: Brasil, Rusia, Bulgaria y Serbia, todas potencias que supieron ir a menos.
La primera llamada de atención la entregó Serbia, en la primera ronda. Canadá se cargó a la historia de Miljkovic, Grbic y compañía por 3-1 dando un sorpresivo batacazo, pero Serbia con este resultado evitaba la zona de Polonia y Brasil.
Lo de Rusia en la segunda fase fue más obvio. Los soviéticos le ganaron los dos primeros sets a España, en el Grupo I, y con eso ya estaban casi adentro. Para el tercero, descanso para Muserskiy, Khtey, Berezkho y Mikhaylov, nada menos que el puntero en varios rankings individuales. El resultado fue el esperado: los ibéricos lo dieron vuelta, ganaron 3-2 y Rusia con eso, evitó en tercera ronda a Cuba y supuestamente a Brasil.
La conferencia de prensa pos partido dejo algunas perlitas: Bagnoli, el italiano DT de Rusia, habló de "ganar los partidos importantes para salir campeón" y de "ajustarse a la fórmula de juego elegida para el bien del equipo". El argentino Julio Velasco, a cargo de España, deslizó mucho entre líneas: "Sólo puedo decir que yo jamás juego para perder, y que nunca lo haré ni en un Mundial ni en un Juego Olímpico".

 Pero lo más vergonzoso fue lo de Brasil y Bulgaria, con ambos equipos jugando para perder.
Para perder, Brasil dejo afuera al armador Bruno (dijeron que tenia fiebre), tampoco jugó Marlon, y en su lugar jugó el opuesto suplente Theo. Y Bulgaria, a su vez, no incluyo entre los doce al armador Zhekov y al libero Salparov, y dejó todo el partido en el banco al goleador Kaziyski. Grotesco. Gano Bulgaria 3-0. El publico presente abucheo a los equipos reprochando esta actitud y cientos de espectadores abandonaron el estadio mientras se jugaba el segundo y tercer set.
Giba justificó: "Para nosotros, el torneo empieza el lunes". Y terminó reconociendo: "Esto es una mancha negra en mi carrera". Y el entrenador bulgaro Vladimir Nikolov dijo en la rueda de prensa:"Brasil, un equipo invencible, tiene miedo de jugar con una islita como Cuba".

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una verguenza que la FIVB permita este tipo de especulaciones.
A proposito, ¿el que armo el fixture no será el mismo que arma los de la Federación Entrerriana?