Ana Gallay, Virginia Zonta y un largo periplo en la arena.

Ellas son en parte responsables de que el fuego olímpico del beach volley siga encendido para la Argentina. Por eso, planificaron una larga estadía en la arena, para prepararse de la mejor manera. Por estos días, Virginia Zonta y Ana Gallay están de torneo en torneo en el continente. Y no les va para nada mal.
Allá por noviembre de 2010, Argentina barrió a Perú en la Continental Cup femenina, con el trabajo de Zonta y Gallay por un lado, y de Luciana Forguez y Gabriela Albano por el otro. La segunda etapa del novedoso torneo hacia los Juegos de Londres 2012 se disputará este año y, aunque todavía no tiene fecha ni sede, las mejores del ranking argentino llevan a cabo una preparación intensiva.
El camino de Gallay-Zonta en 2011 transita principalmente por el Circuito Sudamericano, en el que se cruzan con las duplas líderes de cada país, potenciales rivales en la Continental (Brasil, Colombia, Uruguay y Venezuela, los clasificados). La primera escala para las argentinas fue Lima, en donde cosecharon un quinto puesto tras caer en cuartos de final justamente con Forguez-Albano, en un duro tie-break.
Después se vendría Chile, tierra que les sienta muy bien a la santafesina y la de Nogoyá: en la etapa siguiente en Viña del Mar, ganaron todo en sets corridos hasta perder la semi con Brasil, por 2-1, y luego se recuperaron ante las uruguayas Cardozo-Nieto para colgarse el bronce.
Tras un paso por Uruguay, con un nuevo quinto puesto sudamericano como saldo, Zonta y Gallay volvieron a Chile, esta vez para un torneo internacional en Arica, bien al norte, que contó con una dupla líder de cada país. Y en esa elite, el pasado fin de semana, ellas fueron las mejores: otro triunfo ante Cardozo-Nieto para el oro.


Ana Gallay-Virginia Zonta en la etapa jugada en Arica (Chile).

El calendario no afloja en el horizonte: quedan las etapas sudamericanas de Paraguay, Venezuela y Ecuador, para empezar. Los siguientes compromisos son de dificultad ascendente, con la etapa del World Tour FIVB en Brasilia, los Panamericanos en Guadalajara y ahí sí, finalmente, la decisiva instancia de la Continental Cup.
Cualquiera que tuviera tanto tiempo de playa asegurado como ellas, estaría listo para descansar. Pero para Gallay y Zonta se viene un año agitado. Con tal de que sea menos agitado que Arica, según el relato de la rubia santafesina: "Vivimos un movimiento sísmico importante que nos asustó bastante. Fue corto y no hubo víctimas, pero no estamos acostumbradas a eso".

0 comentarios: