Polonia fue mucho para el joven seleccionado argentino.

En un buen partido, la Selección Argentina estuvo muy cerca de lograr su primera victoria en suelo polaco. En Bydgoszcz, el equipo nacional exigió hasta el tie-break a Polonia, el campeón defensor de la Liga Mundial FIVB, pero finalmente fue festejo local por 3-2 (26-24, 19-25, 19-25, 25-17 y 15-8) con un Bartosz Kurek goleador con 27 puntos. Sin embargo, el ingreso de Jakub Jarosz (18 puntos) fue clave para revertir la historia en favor del dueño de casa. Del lado argentino, Bruno Romanutti aportó 23 puntos y Pablo Bengolea lo siguió con 19.
El domingo, en el que fue su último partido como visitante en la Liga Mundial FIVB, la Selección Argentina tuvo un buen comienzo ante Polonia, el actual campeón del torneo, pero finalmente el triunfo fue de los europeos por 3-1 (18-25, 25-21, 26-24 y 25-17). Los puntas Bartosz Kurek y Michal Winiarski fueron los baluartes del combinado local, con 17 y 16 puntos respectivamente. Ahora, la Selección regresará al país para dos instancias más como local: primero el cierre de la Ronda Intercontinental ante Francia, el 6 y 7 de julio, y luego una memorable Ronda Final que se llevará a cabo en Mar del Plata, en sólo unas semanas.


0 comentarios: